domingo, 6 de febrero de 2011

GRANDES BANDAS OLVIDADAS EN EL TIEMPO PARTE 2: MATE FRÍO SEPULCRAL


Mate frio sepulcral. Vino, empanadas y doom metal aplastante.



Antes conocidos como “La pandilla del desierto helado en el abismo del infierno”. Una formación de Doom Metal tucumana de mucho éxito a mediados de los 90. De mucho éxito en la escena Doom metal tucumana, claro está. Había grabado 30 discos en 5 años y tenían una carrera ascendente. Su ultimo trabajo “Satán se puso ONLINE” vendió 5.000.000.000 copias en una semana. Y todo iba muy bien. Pero como suele suceder, la fama y el goce corrompen. Empezaron a grabar menos discos. Se dedicaron al ocio, pasando días y días en el facebook y dandole duro a la play 2. Echaron a su manager. Y perdieron gran parte de la fortuna que cosecharon hasta ese momento. Era el final de la banda.
Pero cuando el Chaqueño Palavecino entro a sus vidas. Todo cambio.
Un buen día, 8 años mas tarde, cuando se encontraban jugando mafia wars en el Facebook, un mensaje apareció a mitad del juego.
Chaqueño - Hola muchachos!!!, ustedes son “La pandilla del desierto helado en el abismo del infierno”?
Morpheo- Si señor. Quien pregunta?
Chaqueño- Soy alguien muy famoso y los quiero hacer resurgir de sus cenizas.
Morpheo- Cumbio?
Chaqueño- No, soy el Chaqueño Palavecino. Se exactamente lo que tienen que hacer para reconquistar su perdido éxito.
Morpheo: No me diga. Como si fuese tan fácil. Llevamos años tratando de volver al lugar en donde dejamos nuestra carrera. Y no lo vamos a lograr.
Chaqueño: Sabes lo que pasa, chango?. Ustedes se olvidaron de sus raíces.

El mensaje fue subliminal. No entendieron exactamente el mensaje como lo quiso expresar el Folklorista. Pero no le dieron tiempo a desarrollar mas su consejo y vertiginosos salieron del juego y replantearon su carrera.
“Nos olvidamos de nuestras raíces” Esa frase fue el puntapié inicial para el superclasico de su mañana.
Así nació “Mate frio sepulcral”. Una banda de Doom Metal gaucho y aferrado a las tradiciones de nuestras tierras. Su primer disco se llamo “Samba de mi desesperanza” e incluía temas como "lunita tucumana en la perpetua noche de mi desolación” , “A don Sata” y “Pañuelito blanco sobre la tumba de mis sueños”.
La banda no volvió a figurar en el movimiento Doom Metal, pero fueron invitados a Cosquín. En donde serian linchados por una multitud de gauchos furiosos que no entendió porque la banda sacaba de un ataúd un cadáver en medio del espectáculo para revolearlo cual si fuera un poncho en la efervescencia de una de sus mas salvajes canciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada